El autor presenta un trabajo en el que descubre los motivos y las historias que hay detrás de sus canciones. El viernes 6 de Octubre firmará ejemplares en Madrid para el público.
Andrés Suárez es un artista revelación con un crecimiento imparable en los últimos años. Ha pasado de cantar en garitos emblemáticos a llenar recintos de 15.000 personas, convirtiéndose en uno de los cantautores más importantes y seguidos de nuestro país. Sus canciones son poesía pura. En MÁS ALLÁ DE MIS CANCIONES recrea, a través de relatos en prosa poética, la intrahistoria de sus canciones más conocidas.
Título: Más allá de mis canciones
Autor: Andrés Suárez
Ilustrado por: Marta Bellvehí
PVP: 16,90 €
Nº de pág.: 240
Fecha publicación: 5 de octubre
Firma de ejemplares:
Viernes 6 de octubre, a las 18.30 horas
Espacio Bertelsmann (C/ O´Donnell, 10 – Madrid)
LA OBRA
Más allá de las canciones hay una historia, un momento, una sensación. Aquella tarde que se escapó, el tren que no llegaba nunca o la noche infinita en la que nos sentimos eternos. En este libro Andrés Suárez relata, con una prosa poética, una sensibilidad y una crudeza que tocan directamente las entrañas, la intrahistoria de algunos de sus temas más hermosos, personales e icónicos. Quince letras de canciones y los relatos de las semillas que las inspiraron. Y tres canciones inéditas que, además, incluirán un código QR exclusivo con la canción expresamente grabada para el lector o lectora.
Cada canción y cada relato, además, viene acompañado de las maravillosas ilustraciones de la artista Marta Bellvehí. Y como remate a cada uno de estos retazos, la colaboración estelar de diferentes artistas musicales y amigos, que escriben lo que las canciones de Andrés Suárez les inspiran: Víctor Manuel, Benjamín Prado, Santi Balmes, Funambulista, Rozalén, Juan José Téllez, Álvaro Urquijo, Carles Francino, Pancho Varona, Santiago Alcanda, Fabián, Luis García Montero, Javier Ruibal, Nach o Elvira Sastre ponen la coda perfecta a este volumen.
Tropel de batallas interiores, flores, espinas y llantos que en esta escalera de caracol recobraron vida y locura. Lo vivido forja la palabra y así crecí, cantando. Hoy me dispongo a recordar en calma, vencido al presente que me sonríe. Este no es un libro de poesía. No soy poeta. No soy tanto. Este libro, mitad cuento, mitad ilustración, trata de situarte en el momento, el dolor y el color exactos entre mi guitarra y una hoja en blanco que tan bien me hizo guardar en su geografía.
Andrés Suárez
Recuerdo el rojo tras los ojos. Un pellizco en mi útero.
La luna observando con compasión.
El abismo que me asoma a una vida lejana en la que fuiste hijo,
padre, amante.
Un sudor prehistórico, un dolor que renace.
Reconozco al animal en la distancia de los años.
La piel tan fina que se deshace al besarla.
Los dedos hundiéndose en este lago oscuro y profundo.
Lenguas estancándose en los vértices de las extremidades.
Bebía de tu boca como si se avecinaran siglos de sequía.
Recorrimos con detalle la silueta de nuestras montañas.
Las telarañas de mis ojos se evaporaron en tu pecho entre melodías
eternas.
Y admiré tu alma en calma…
Y no hay día que no recuerde tu voz.
Y no hay día que no busque tu olor.
Y no hay día que no desee escapar de aquí…
ROZALÉN
Cuando Andrés me invitó a cantar con él en Vistalegre (Madrid), yo estaba devastado por la reciente enfermedad y muerte de mi madre. Rosa y Manuel es el título de la canción que me ofrecía. Yo había publicado en 2001 El hijo del ferroviario, y una de sus canciones era El hombre sin recuerdos.
Su sombra no le sigue a todas partes,
comparten el alzheimer
y a veces aunque quieren no se entienden…
Cuando uno ya está al borde de la nada,
el otro le sostiene
y el hombre con su sombra se entretiene…
Había escrito esa canción por alguna nota suelta leída en el periódico y a partir de 2006, cuando Tita comenzó su deriva, encajaron todas las piezas. Una de sus obsesiones al percibir su deterioro era repetirme insistentemente que la tirase al tren. Así que cuando comencé a ensayar en casa Rosa y Manuel todo se me iba en lágrimas, y cualquier profesional sabe que llorando no se puede cantar. Tuve que cantarla muchas veces a solas hasta conseguir interpretarla con él aquella noche. Gracias, Andrés.
Víctor Manuel
LOS AUTORES
– Andres Suarez
Soy un ferrolano de Pantín que trata de mimar la memoria y la palabra. Muy de los suyos en este estado de permanente morriña. Amo la música por encima de todo. Todavía me excita. He grabado siete discos, creo, estoy sumamente vivo. Escribo por vez primera lo que nunca antes me atreví a cantar. Tal vez este sea un homenaje a aquellos que nunca me han pedido ser canción.
Me llamo Marta Bellvehí y dibujo desde que tengo uso de razón. Quizá desde antes también, no lo recuerdo. De pequeña era feliz escribiendo y dibujando mis propios cuentos, ya tenía claro que no iba a dejar de hacerlo por mucho que creciera. Y sí, ahora soy ilustradora y me paso la vida dibujando poemas, relatos, canciones y personas. Mi obra está muy vinculada a la música, mi principal fuente de inspiración. He crecido al borde del Mediterráneo aunque en este libro haya pintado las olas del Atlántico en más de una página. Mi mar me ha dado los colores brillantes que siempre me acompañan entre pinceles. Espero que disfrutéis este libro tanto como hemos disfrutado nosotros haciéndolo.